Mejor pienso para perros

En este artículo os vamos a ayudar a saber cuál es el mejor pienso para perro que podéis comprar en una tienda y sabréis cómo de bueno es el que le estáis dando ahora. Para los más impacientes os pongo directamente un enlace a nuestra comparativa de piensos, pero os recomiendo que leáis todo el artículo ya que seguro que encontraréis información interesante. Vamos es explicaros cómo hacemos los análisis a los pienso y en qué nos basamos para saber si un pienso es bueno.



Persona con dudas

Persona con dudas



Este es uno de los principales artículos que vamos a escribir en este blog, ya que en esta metodología basaremos la puntuación que le damos a los piensos en nuestros análisis. Antes de empezar queremos dejar claro que esta metodología se basa es nuestra formación, experiencia y criterios, hay mucha gente que sabe mucho de nutrición canina y algunos estarán de acuerdo con nuestros criterios y otros puede que no lo estén.

Elegir un buen pienso no es fácil. Si alguna vez habéis leído una etiqueta de un pienso veréis que hay una información muy importante que no publican: ¿Qué cantidad hay de cada ingrediente? Como hemos comentado en otros artículos esto es fundamental, los perros son carnívoros y debemos de asegurarnos de estarles alimentando principalmente con carne en vez de cereales.



Etiqueta Royal Canin Maxi Adult

Etiqueta Royal Canin Maxi Adult



En muchos sacos veremos que pone la cantidad de grasa y de proteína que contiene el pienso, pero esto no es suficiente. Es importante saber de dónde provienen, ya que por ejemplo hay cereales que tienen proteínas pero éstas proteínas los carnívoros no las digieren bien ya que no tienen las enzimas necesarias en el aparato digestivo para digerirlas correctamente, ni tampoco tienen un intestino suficientemente largo, cosa que si tienen los herbívoros. Así que tal y como entran… salen… ¿Qué utilidad tiene ingerir proteínas que no se pueden digerir?

Afortunadamente, en base a otras informaciones que aparecen en la etiqueta podemos deducir cuando un pienso es de calidad. En algún momento cambiará la normativa y los fabricantes deberán dar abiertamente esta información a los consumidores, por ahora, solo podemos limitarnos a deducirla. Pero no os preocupéis normalmente con la información que nos dan podemos saber cuándo un pienso es mejor que otro.



¿Qué buscamos en un pienso?

CARNE!!!!! Cuanta más mejor. Como ya hemos dicho en otros artículos nuestros perros son carnívoros. No necesitan gran cantidad de carbohidratos en su dieta, si hay cereales en el pienso es solo porque son baratos.

Trataremos de huir de los piensos que no indiquen que tipo de carne y grasas utilizan. Si no sabemos el tipo, tampoco sabremos la calidad. Si la calidad es buena tened por seguro que el fabricante “presumirá” diciéndonos de que tipo de animal proviene.

Los cereales, cuando se usen, trataremos de que sean integrales. Dentro de los cereales habituales, que son maíz, trigo y arroz, en nuestra opinión el mejor es el arroz. Hay muchas opiniones al respecto, pero nosotros opinamos de esta manera.

Las frutas y vegetales, siempre son una buena señal, especialmente cuando reemplazan en la composición a los cereales. Tengamos en cuenta que un pienso no se puede fabricar solo a base de carne, necesita vegetales o cereales para poder extrusionarlo correctamente y hacer las croquetas (bolitas) de pienso.



¿Qué no queremos ver en un pienso?

No nos gusta que nos digan que es carne de “ave” o carne “animal”. Queremos que nos digan exactamente de qué tipo de carne y grasas se trata.

Colorantes, saborizantes, edulcorantes y conservantes no los queremos en nuestros piensos. Algunos conservantes se cree que son cancerígenos y que están prohibidos en la alimentación humana como, BHT, BHA, Etoxiquina E324 (http://es.wikipedia.org/wiki/Etoxiquina) o Galato de Propilo E310 (http://es.wikipedia.org/wiki/Galato_de_propilo). Algunos alimentos, especialmente los relacionados con el pescado, contienen conservantes artificiales que no son mencionados ya que si no han sido añadidos por el fabricante del pienso no tienen por qué mencionarlo. Por este motivo, trataremos de buscar en las etiquetas notas que digan que los ingredientes que utilizan no contienen conservantes artificiales.



Practicas e ingredientes con los que debemos tener cuidado


1. Orden en que se escriben las etiquetas: Debemos saber que las etiquetas se escriben de manera que los ingredientes más abundantes en el producto final se escriben primero. De esta manera si el saco tiene 5 kg. de pollo fresco, 3 kg. de arroz y 2 kg. de maíz en la etiqueta pondrá “Ingredientes: Pollo fresco, arroz, maíz”. Con esta información sabremos que tiene más pollo fresco que arroz y maíz, y más arroz que maíz, pero no sabremos exactamente cuánto tiene de cada ingrediente.


2. Dividir los productos: A veces los fabricantes hacen trampa para “maquillar” las etiquetas y que los piensos parezcan mejor de lo que son. Esto lo hacen dividiendo un ingrediente en varios ingredientes. Por ejemplo podrían decir en la etiqueta “Ingredientes: Pollo fresco, arroz integral, arroz blanco y gluten de arroz”. Visto así el primer ingrediente es pollo y por tanto parece que es el más abundante lo que nos podría indicar que es un buen producto, pero luego vemos que habla de 3 tipos distintos de arroz que aunque estrictamente sean distintos no dejan de ser arroz y sumados podrían suponer mucha más cantidad que la de pollo. Esta etiqueta la podría llevar un pienso compuesto por 5 Kg. de pollo fresco, 4,99 Kg. de arroz integral, 4,98 kg. de arroz blanco y 4,97kg de gluten de arroz. Es decir 5 Kg. de pollo fresco y 15 Kg. de arroz… Algo muy distinto de lo que parecía al leer la etiqueta. Si hubieran agrupado el arroz en un único ingrediente en la etiquetica pondría “Ingredientes: Arroz, pollo fresco” que a priori parece un pienso peor que el anterior pero es exactamente el mismo. Los fabricantes no suelen proporcionar la información concreta de qué cantidad de cada producto lleva su pienso, así que en base a toda la información debemos de deducir lo bueno que es el pienso.


3. Cuidado con los alimentos frescos: A priori, cuando vemos en una etiqueta que pone que un ingrediente es fresco solemos pensar que es algo positivo, pero hay que ir con cuidado. Con carne fresca (por ejemplo pollo) no se puede hacer un pienso, primero hay que deshidratarlo, luego fabricar harina y finalmente mezclarlo con los demás ingredientes para hacer el pienso. En este proceso se pierde más del 50% del peso de la carne ya que eliminan casi toda el agua. Es decir, en el ejemplo del punto 2 que ponía que los ingredientes eran “Ingredientes: Pollo fresco, arroz integral, arroz blanco y gluten de arroz” podría ocurrir como ya dijimos que tuviéramos realmente 5 kg de Pollo fresco y 15 kg. de arroz… ahora bien, cuando deshidraten y procesen el pollo realmente serán 2,5 kg. de harina de pollo y 15 kg. de arroz, es decir, una etiqueta que podría indicar que el pienso es bueno podría corresponder a un pienso con solo el 14,28% de pollo deshidratado (harina de pollo).


Veamos algunos ejemplos más de lo que nos podemos encontrar en las etiquetas:


Primer ejemplo:
Ingredientes: Pollo, harina de pollo, pavo, harina de pavo, arroz integral, grasa de pollo…
A priori parece un pienso excelente, con cuatro ingredientes de carne al principio de la lista y solo una fuente de grano. ¿Pero qué pasa cuando quitamos el agua de los ingredientes? Que quedaría así:
Ingredientes: Harina de pollo, harina de pavo, arroz integral, grasa de pollo, pollo deshidratado y pavo deshidratado.
¿Qué os parece ahora? Sigue siendo un buen pienso, con los dos primeros ingredientes de carne y otros dos más adelante en la lista de ingredientes, y solo una fuente de grano antes del aporte de grasa. Podemos estar seguro de que este es un buen pienso con gran cantidad de carne, pero esta lista de ingredientes parece menos buena que la primera aun siendo la misma.


Segundo ejemplo:
Ingredientes: Harina de pollo, arroz integral, arroz blanco, harina de gluten de arroz, cebada, grasa de pollo…
A priori podría parecer un buen pienso, como primer ingrediente pollo en forma de harina de pollo, por lo que no hay que tener en cuenta la pérdida de peso al eliminar el agua del mismo. ¿Pero realmente es este el primer ingrediente? Si sumamos las distintos tipos de arroz, estos seguro que pesan más que el pollo. Si además sumamos la cebada vemos que hay gran cantidad de cereales y que nos es imposible saber si la cantidad de pollo que tiene el pienso es suficiente para que se trate de un pienso de calidad.
Aunque nos dividan un cereal en varios ingredientes, debemos tratar de ver todos los cereales que lleva el pienso y sumarlos, y por otro lado ver todas las fuentes de carne y sumarlas, para saber así si realmente el pienso contiene mucha carne o poca.


¿Cómo puntuamos un pienso?
Esta es la parte más difícil, ahora ya tenemos unas pautas pero cómo hacemos para puntuar un pienso de forma sistemática en base a la información que nos da la etiqueta. Ser realmente justos es imposible, ya que los fabricantes no nos dan las cantidades exactas, pero trataremos de hacerlo lo más justo posible.


1. Miraremos los primeros 5 ingredientes y veremos si son una fuente de carne. Los que sean carne puntuarán positivamente y los que no sean carne en este apartado no darán puntos.


- Si el primer ingrediente es harina de carne o carne deshidratada: 25 puntos, si es fresca 15 puntos.
- Si el segundo ingrediente es harina de carne o carne deshidratada: 20 puntos, si es fresca 10 puntos.
- Si el tercer ingrediente es harina de carne o carne deshidratada: 15 puntos, si es fresca 7 puntos.
- Si el cuarto ingrediente es harina de carne o carne deshidratada: 10 puntos, si es fresca 5 puntos.
- Si el primer ingrediente es harina de carne o carne deshidratada: 5 puntos, si es fresca 3 puntos.


2. Si alguna de las carnes del punto anterior dice que es un subproducto y/o no especifica el origen animal de la carne, solo contaremos el 50% de los puntos que otorgue ese ingrediente. Por ejemplo si el primer ingrediente es “subproductos de Ave”, en vez de contar 15 puntos, solo contaremos 7,5 puntos.


3. Restaremos 5 puntos cada vez que aparezca uno de estos ingredientes: BHT (butylated hydroxytoluene), BHA (butylated hydroxyanisola), Etoxiquina E324 o Galato de Propilo E310.


4. Sumaremos 10 puntos, si el pienso contiene huevo entre los 10 primeros ingredientes y 5 si contiene huevo en ingredientes posteriores. Esto lo hacemos porque la proteína del huevo es la de mejor calidad.


5. Si tiene otra fuente de carne, entre el 6º y el 15º ingrediente añadiremos 2 puntos si es deshidratado y 1 si es fresco. Esto lo añadiremos por cada fuente de carne adicional.


6. Si contiene carne y también pescado entre los 10 primeros ingredientes sumaremos 5 puntos. La carne y el pescado se complementan, es bueno poner ambos tipos en un pienso.


7. Cereales:
- Si el pienso no contiene cereales, sumaremos 15 puntos.
- Si contiene cereales pero solo a partir del 10º ingrediente sumaremos 10 puntos.
- Si contiene cereales pero solo a partir del 5º ingrediente sumaremos 5 puntos.


8. En caso de contener cereales, sumaremos 3 puntos si el primer cereal es arroz.


9. Adicionalmente, dejo la opción de modificar la puntuación en 10 puntos arriba o abajo en función de otras variables que se analizarán individualmente en cada caso: Si el empaquetado es bueno, el etiquetado correcto, si usan trucos de dividir los cereales en distintos productos, etc…


La puntuación máxima la fijaremos en 100 puntos. Ningún pienso podrá tener más de 100 puntos.


Una vez que conocemos la base que utilizamos para analizar los piensos, ya podéis saber cual es el mejor pienso para perro. Os invito a que leáis los análisis que vamos realizando. Si consideráis esta información interesante, por favor, suscribiros a nuestra newsletter.